jueves, 17 de marzo de 2016

PASTÉIS DE BELÉM - PASTELES DE NATA PORTUGUESES


    Me encanta Portugal.
    Desde Santiago nos queda cerca, así que vamos tan a menudo como podemos. Siempre que voy disfruto de sus paisajes, sus pueblos y ciudades, su gastronomía y su gente. Los portugueses son amables, atentos y muy sociables. Suelen atenderte con una sonrisa, y siempre están dispuestos a ayudar. A mi, eso, me tiene ganada.
    Que si, que seguro que los hay desagradables o secos como el esparto, como en todos los lados, pero o yo tengo muuuucha suerte y me encuentro a los majos, o es que la gran mayoría lo son !

    De la gastronomía portuguesa me gusta casi todo. Esa buenísima costumbre suya de acompañarlo todo con un plato de arroz blanco ( soy una fan absoluta del arroz ), ese bacalao de llorar de bueno, esas legumbres al dente, esos caldos verdes que levantan a un muerto, ese "frango grelhado" ( pollo asado ), y los dulces... esos dulces taaaaaan dulces... uummmmm...
    Uno de mis preferidos, como supongo que le pasará a la mayoría, son las natas. Me encantan, podría comerme media docena de una sentada, así, a lo loco, jajjajja.
    Los pastelitos de nata se encuentran en casi todo el país, pero sin duda los más famosos, los más conocidos, son los Pastéis de Belém, en Lisboa : http://pasteisdebelem.pt/es/
    Llevan haciéndolos desde hace más de 150 años con una receta secreta. Dicen que sólo tres personas en el mundo la conocen. Por desgracia, yo no soy una de ellas !
    Así que os voy a dar la receta que me dio hace algún tiempo una chica portuguesa. Una receta sencilla y con un muuuuy buen resultado.
    No os quiero engañar, no quedan exactamente igual que los de Belém, pero se le parecen mucho, y lo más importante, están buenísimos. Así que si Lisboa no os queda muy a mano, y tenéis antojo, hacedlos, no os van a defraudar.

INGREDIENTES:
( Para 12 pasteles )

- 1 plancha de hojaldre
- 300 ml. de nata
- 1 trozo de piel de limón
- 1 cucharada de maicena
- 2 cucharadas de leche
- 6 yemas de huevo
- 120 grs. de azúcar
- 1 pizca de canela molida
- Azúcar glass para decorar

PREPARACIÓN

- Estiramos el hojaldre y lo enrollamos como un brazo de gitano. Cortamos 12 espirales, las aplastamos y las estiramos. Forramos con esos círculos los 12 huecos de una bandeja de magdalenas, que previamente hemos engrasado. Pinchamos la base de las tartaletas y metemos el molde en la nevera.

- Ponemos a calentar la nata con la piel de limón. Cuando rompa a hervir apartamos del fuego.
- Mezclamos la maicena con la leche y batimos bien para que no tenga grumos.
- Batimos las yemas con el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa.
- Añadimos a la crema de yemas la maicena disuelta en la leche, la canela, y mezclamos.
- Vertemos encima de la crema poco a poco, en hilo, y sin dejar de batir, la nata tibia.
- Ponemos al fuego la mezcla, y calentamos sin dejar de remover hasta que espese.
- Cuando espese apartamos del fuego, y seguimos removiendo hasta que esté casi fría. Yo me voy a la ventana, la abro y estoy allí un ratito. Cuando veo que perdió algo de temperatura dejo el cazo en la ventana, y voy removiendo de vez en cuando, hasta que está tibia. Apartamos la piel de limón.
- Sacamos la bandeja con las bases de hojaldre de la nevera, y repartimos la crema llenando unas 3/4 partes cada molde.

- Precalentamos el horno a 220ºC. Metemos la bandeja y bajamos a 200ºC. Horneamos unos 25-30 minutos o hasta que estén doraditos.
- Antes de servir los espolvoreamos con azúcar glass.
- Se pueden tomar tibios o fríos.

    Si no vais a ir pronto a Portugal, o no habéis comido nunca estos deliciosos pasteles, ya estáis tardando en hacerlos !

* Con las claras que os quedan podéis hacer una estupenda Bica Blanca ( receta AQUÍ ) o unos esponjosos Bizcochitos de almendra y fresas ( receta AQUÍ )


    Un beso, nos vemos pronto.

    Gaby.


jueves, 10 de marzo de 2016

GALLETAS DE AVENA Y CHOCOLATE


    Ayer fui a tomar un café a casa de mi comadre Isa. Hace un café riquísimo: en cafetera italiana y con una pizca de canela ¡ Riquísimo !
    Para acompañar el café me puso una galleta de avena y chocolate. La última que le quedaba de un paquetito de galletas que le hizo una amiga suya, María Fabeiro.
    Me encantó, así que le dije a Isa si le podía pedir la receta a su amiga. Y dicho y hecho, por la noche ya tenía la receta en mi poder !
    María, Isa, un  millón de gracias. 
   No pude esperar, así que hoy mismo, ahora mismo, acabo de hacerlas. Y así, recién hechas, mi hija y yo ya nos hemos comido unas cuantas.
   Y como tengo permiso de María para publicarlas no esperé más. Unas fotitos, encender el PC y al blog para todos vosotros.
   Rápidas, sencillas y deliciosas... que más se puede pedir ! Venga, a encender el horno !!!
INGREDIENTES:

- 125 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
- 100 grs. de azúcar mascabado ( María le pone azúcar moreno )
- 1 huevo
- 2 cucharadas de leche de avena ( puede ser de vaca o de almendras )
- 120 grs. de harina
- 160 grs. de copos de avena
- 1 cucharadita de levadura química ( Royal )
- 1 cucharadita de canela molida
- 150 grs. de pepitas de chocolate ( María le pone 180 grs. )

PREPARACIÓN:

- Mezclamos en un bol la harina, la avena, la levadura y la canela. Reservamos.
- Batimos el huevo con la leche. Reservamos.

- Batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa.
- Añadimos el huevo con la leche y mezclamos.
- Incorporamos la mezcla de harina y mezclamos bien.
- Añadimos las pepitas de chocolate y mezclamos.
- En una bandeja de horno vamos poniendo bolitas de masa y las aplastamos un poco.
- Horneamos unos 12 minutos a 180ºC.
- Sacamos la bandeja del horno y ponemos las galletas encima de una rejilla hasta que se enfríen.

   Tenéis que hacerlas, en serio, os van a encantar.

    Bicos.

    Gaby.


jueves, 3 de marzo de 2016

YOGUR DE NESQUIK DE FRESA EN YOGURTERA

    ¡ Todos a desempolvar las yogurteras !

    Hoy os traigo uno de los yogures preferidos de mis hijos. Un yogur cremoso de nesquik de fresa, con un sabor entre el yogur y el batido. Cuando los hago, vuelan.

    Normalmente preparo la mezcla de yogur por la noche, a eso de las 22:30h. A las 23:00h conecto la yogurtera y la dejo trabajando toda la noche. A las 9:00h de la mañana del día siguiente la apago, saco los vasitos, los tapo, los meto en la nevera, y al mediodía ya los tenemos listos para el postre.

    Quedan con una textura muy buena, firme pero cremosa, y no son nada ácidos. Podéis hacerlos también de Nesquik de plátano.

INGREDIENTES:

- 1 litro de leche entera
- 1 yogur natural
- 60 grs. de nesquik de fresa
- 50 grs. de azúcar
- 40 grs. de leche en polvo
- Opcional: un poco de colorante rosa ( yo no le pongo )

PREPARACIÓN TRADICIONAL:

- Ponemos la leche, el nesquik, el azúcar y la leche en polvo en un cazo a calentar.
- Removemos hasta que se caliente y los ingredientes se disuelvan, a fuego medio, sin que hierva o coja mucha temperatura, sólo calentar.
- Apartamos del fuego, esperamos a que esté tibio, añadimos el yogur ( y el colorante si le vais a poner ) y removemos bien.
- Llenamos los vasitos y los colocamos en la yogurtera.
- La encendemos y la dejamos funcionar 10 horas.
- Apagamos, sacamos los vasitos, los tapamos, y los dejamos reposar en la nevera por lo menos 4 horas.

PREPARACIÓN EN THERMOMIX:

- Ponemos en el vaso todos los ingredientes y mezclamos 10 sg a vel. 3.
- Programamos 5m., a 50ºC, vel. 1.
- Y procedemos igual: la mezcla a los vasitos, encender y esperar!!!

    Venga, a comprar nesquik de sabores y a darle una alegría a vuestros hijos... o a vosotros... que son para todos los públicos !

    Nos vemos pronto.

    Bicos.

     Gaby.