martes, 27 de octubre de 2015

DULCE DE MEMBRILLO FÁCIL

     En mi casa siempre hay dulce de membrillo. Y cuando digo siempre, es siempre. Todo el año. Y es que el queso con dulce de membrillo es sin duda uno de nuestros postres favoritos, así que esos dos ingredientes nunca faltan.

    Hace muchos años que hago el dulce de membrillo. Primero ayudaba a mi suegra a hacerlo de la manera tradicional, y la verdad, cada vez que llegaba ese momento se me ponían los pelos de punta. Todo un día cociendo, pesando, removiendo, envolviendo en un trapo para que escurriera... ¡ Qué rollo ! ¡ Qué trabajazo ! ¡ Qué salpicaduras ! ¡¡¡ Qué quemaduraaaaaaas !!!

    Después llegó la thermomix y vimos el cielo abierto. La máquina ya lo hacía todo ella y quedaba de maravilla. Sólo había un inconveniente, la capacidad. El vaso de la thermomix da para lo que da, así que en temporada de membrillos ( en la finca tenemos un membrillero ) la pobre no paraba de currar. Y yo, la verdad, para que engañarnos, terminaba aburrida de escuchar todo el día el ruido de la máquina.

    Así que hace ya un par de temporadas hago el dulce de membrillo en la olla, de manera sencilla y rápida, muy parecida a como hago la mermelada, y queda de lujo. Y encima sin ruido, haciendo mucha cantidad de una vez y sin salpicaduras que te abrasan la piel !

    Vamos con la receta.
INGREDIENTES:

- Membrillos
- Azúcar
- Limón

PREPARACIÓN:

- Lavamos bien los membrillos para quitarles toda la pelusilla, y los cortamos en trocitos. Sacamos las partes feas, y desechamos el carozo, pero le dejamos la piel.
- Pesamos la carne de membrillo para calcular la cantidad de azúcar necesaria. Yo para dos kilos de membrillo ( limpio y cortado ) pongo 1.300 gr de azúcar.
- Hacemos como con la mermelada: ponemos en una olla el membrillo, el azúcar y el zumo de un limón, removemos y dejamos reposar mínimo dos horas, removiendo de vez en cuando para ayudar a que el azúcar se disuelva.
- Ponemos la olla a fuego fuerte hasta que comience a hervir. Cuando hierva, bajamos a fuego medio y dejamos cocer removiendo de vez en cuando.
- Estará listo cuando el membrillo esté blando, la mezcla tenga un color rojizo y quede poco líquido. Al remover, la mezcla tiene que estar melosa, un poquito densa y brillante, y que parezca que ya quiere empezar a pegarse al fondo de la olla. Ojo, no tiene que evaporarse todo el líquido, quedaría demasiado duro.
- Para que os hagáis una idea, 2 kgs de membrillo tardarían en hacerse unos 45-50 minutos. Pero esto siempre es aproximado. Dependerá del estado de madurez de los membrillos. 
- Cuando esté listo apartamos la olla del fuego y pasamos la mezcla por la batidora.
- Volcamos la mezcla en un taper o molde de aluminio y dejamos enfriar.

    Yo vuelco todo en un molde de aluminio desechable grande. Lo dejo enfriar a temperatura ambiente y después lo meto en la nevera. Al día siguiente lo desmoldo y lo corto en trozos. Cada trozo lo envuelvo bien en film transparente y después en papel de aluminio, y al congelador. El dulce de membrillo congela de maravilla.

    Ahora mismo tengo un cajón del congelador llenito de paquetitos de dulce de membrillo. Tengo para todo el año. Porque como ya os dije, en mi casa nunca falta en la nevera.

   Un beso grande.

    Gaby.



viernes, 23 de octubre de 2015

MANZANAS ASADAS


    Manzanas asadas. Ni más, ni menos. Sencillas y ricas a más no poder.

    En la finca tenemos manzanos. Todos los años dan bastantes manzanas, pero este año se han vuelto locos. ¡ Pero locos de remate ! Hemos llenado cajas y cajas. Hemos repartido entre nuestros familiares, amigos y vecinos, hemos dado a la caridad, hicimos compotas, tartas, empanadas, bizcochos...  Esta semana hemos recogido las últimas, en los árboles ya no queda ni una, así que ahora toca seguir dándoles salida para que no se estropeen, porque la verdad es que están muy ricas y sería una pena.

    Lo que hago más a menudo con ellas es asarlas. No me puede gustar más el olorcito que tiene toda la casa cuando están en el horno. Y comerlas recién hechas, templaditas... ummmm. Me recuerdan a mi infancia. A tardes de Otoño con mis hermanas. A mi madre en la cocina.
    Dudé en publicar la receta. Es algo tan sencillo, tan de siempre, que supuse que todo el mundo sabría como hacerlas. Pero algunas personas me preguntaron como las hacía yo, así que pensé que estaría bien publicarla. Porque a veces damos las cosas por supuestas, y nos equivocamos.
    Puede que haya alguien que nunca haya asado manzanas. Puede que haya alguien que las haga de otra manera y le guste saber como las hago yo. Puede que haya alguien que no esté contento de como le quedan cuando las hace, y le apetezca probar otros truquillos.
    Así que aquí os dejo mi manera de asar manzanas.

INGREDIENTES:

- Manzanas
- Mantequilla
- Azúcar
- Canela molida
- Ron añejo

PREPARACIÓN:

- Lavamos las manzanas, las descorazonamos y las ponemos en una fuente que pueda ir al horno.
- Ponemos dentro del hueco de la manzana un trocito de mantequilla, azúcar ( una cucharadita bien colmada ), un poquito de canela y otro trocito de mantequilla.
- Las regamos con un chorro de ron añejo
- Horneamos a 200ºC hasta que estén blandas. Dependerá del tamaño y la variedad de las manzanas, pero tardarán mínimo unos 20 minutos. Estas eran grandecitas, yo las tuve unos 30 minutos en el horno.

    Así es como las hago yo. Así es como nos gustan. Espero que a vosotros también.

   Un bico grande.

   Gaby.

martes, 20 de octubre de 2015

PAN DE CENTENO EN PANIFICADORA


    Vuelvo con otro pan. Otro pan hecho en la panificadora, ideal para un buen bocadillo, o para tostarlo al día siguiente y comerse una deliciosa tostada en el desayuno.

    Me gustan mucho los panes con centeno, me encanta el sabor, y además quedan con una textura ligeramente húmeda muy agradable.

    Lo hice ya varias veces y nunca lo había publicado. Así que hoy, en cuanto lo saqué de la panificadora, antes de que mis hijos le hincaran el diente, y aún en caliente, le saqué un par de fotos para el blog.  De milagro no se ve en las fotos el vapor saliendo del pan... jajajjaja. Yo es que soy así. aquí te pillo, aquí te mato. Como ya os comenté en alguna ocasión, la planificación no va conmigo !

INGREDIENTES:

- 280 ml. de agua
- 1 y 1/2 cucharaditas de sal
- 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
- 250 grs. de harina de centeno integral
- 100 grs. de harina de trigo integral
- 100 grs. de harina de fuerza
- 1 sobre de levadura de panadería seca
- 1 cucharada de azúcar

PREPARACIÓN:

- Ponemos en la cubeta de la panificadora los ingredientes en el orden en que aparecen.
- Seleccionamos el programa 3-Integral, peso 750 grs., tostado alto y encendemos la panificadora.
- Si vemos que durante el primer amasado la masa está muy seca, añadimos un poquito de agua. Y si la notamos demasiado hidratada y pegajosa, añadimos un poco de harina. Cuidado al añadir agua o harina, siempre de poco a poco.
- Al acabar la segunda fermentación hace un pequeño amasado. En cuanto acabe, antes de la última fermentación, apretamos un segundo el botón de encendido/pausa, sacamos la masa de la cubeta y la volcamos sobre la encimera un poco enharinada.
- Amasamos un poco y hacemos una bola con la masa. Después la aplanamos un poco y le hacemos unos pliegues. Podéis ver mejor en que consiste eso de los plegados AQUÍ y en este VÍDEO
- Sacamos las palas de la cubeta ( así no quedarán dentro del pan ) y ponemos otra vez la masa dentro de la cubeta, con el pliegue para abajo.
- Le damos otra vez un toque al botón de encendido/pausa y dejamos que la panificadora acabe su trabajo !
- En cuanto termine de hornear sacamos la cubeta, dejamos reposar el pan 5 minutos y lo sacamos del molde a una rejilla para que enfríe.

    ¡ Qué fácil es hacer pan casero con la panificadora, y que resultados más buenos !

    Espero que os haya gustado. Y ahora os dejo, me voy a hacer un bocata ahora mismo para merendar. ;)

    Bicos, Gaby.

jueves, 15 de octubre de 2015

PAN DE AVENA Y ESPELTA EN PANIFICADORA


    ¡ Todo el mundo a desempolvar las panificadoras !

    Ya sabéis que tengo la panificadora del Lidl desde hace unos 2 años. A veces no la uso en 15 días, y otras veces le doy caña a diario. Pero la use mucho o poco, sigo pensando que fue una magnífica compra. Salen unos panes de molde muy buenos, esponjosos, ideales para los bocadillos de los niños.

    También la uso para amasar masas de brioche que después van al horno tradicional, y alguna que otra vez hice arroz con leche. Pero para lo que no me gusta es para hacer mermelada. Sé que hay gente que la hace y le queda bien, pero yo no termino de cogerle el punto. Para las mermeladas me quedo con el método tradicional, o con la Thermomix si es poca cantidad.

    Pero dejemos las mermeladas de lado que hoy toca hablar de pan. Un pan de avena esponjoso y suave que en casa gusta mucho.
INGREDIENTES:

- 300 ml. de leche de avena
- 30 grs. de sirope de ágave ( le puedes poner miel )
- 20 grs. de mantequilla blanda en trocitos
- 75 grs. de copos de avena
- 2 cucharaditas de sal
- 150 grs. de harina de espelta integral
- 200 grs. de harina panadera ( le puedes poner harina de fuerza )
- 1 sobre de levadura seca de panadería

PREPARACIÓN:

- Ponemos todos los ingredientes en la cubeta de la panificadora en el orden en que aparecen.
- Seleccionamos el programa 2 ( esponjoso ), peso 1 Kg, tueste medio y la ponemos a funcionar.
- Cuando acabe la segunda fermentación, justo cuando vaya a comenzar la tercera y última fermentación, ponemos en pausa la máquina, sacamos la masa de la cubeta y sacamos las palas.
- Amasamos un poquito la masa, la boleamos de manera que los pliegues queden unidos por la parte de abajo, y la volvemos a colocar dentro de la cubeta de la panificadora.
- Espolvoreamos por encima un puñado de copos de avena, cerramos la tapa, y quitamos la pausa para que la panificadora continúe su proceso: última fermentación y horneado.
- Cuando esté listo, sacamos la cubeta, esperamos 5 minutos, desmoldamos, y dejamos enfriar encima de una rejilla.
   Ya veis que bien queda. Una miga estupenda. Un sabor delicioso. Os lo recomiendo.

   Venga, a darle trabajo a la pani !

    Bicos mil.

    Gaby.

sábado, 10 de octubre de 2015

CHUTNEY DE MANGO Y EL CURSO DE GALLETAS PERFECTAS DE ALITER DULCIA



     A mediados de Septiembre empecé el curso on-line "Galletas Perfectas" de Aliter Dulcia . Cuatro semanas de curso en el que recorrimos el mundo a través de las galletas.
    La primera semana nos fuimos a USA, la segunda semana viajamos por Centro Europa, la tercera semana tocó Oriente Próximo, y esta última y cuarta semana le cogimos el gusto a las galletas saladas.

    Se me ha pasado el mes volando. Me lo he pasado genial aprendiendo, leyendo un poquito de historia de las diferentes recetas, practicando técnicas nuevas, disfrutando de sabores sorprendentes, y probando diferentes texturas e ingredientes. Además, el foro con los compañeros es más que divertido. ¡ Y hasta tenemos banda sonora ! Cada semana una selección musical acorde con lo que toque hacer.
    Y la profe, Isabel, que decir de ella que ya no sepáis. Cariñosa, simpática, pendiente de nuestros ejercicios y dudas todo el tiempo. Y con una mano para la repostería que ya la querría yo para mí !
    Vamos, un curso estupendo que recomiendo 100%. Si queréis más información sólo tenéis que pinchar AQUÍ
    Yo ya hice dos con ella, el de "Bizcochos Perfectos" y este de "Galletas". Y el 2 de Noviembre empiezo el de "Macarons". Si lo sé, lo mío no tiene nombre. Bueno, si lo tiene: Adicta a los cursos on-line !


     Como os decía, esta última semana la dedicamos a las galletas saladas. Hicimos cuatro recetas: Triángulos de yogur y sésamo, Biscuits Herbès de Provence, Parmesanas Picantes, y unas Crackers.
    Nunca pensé que las galletas saladas me iban a gustar tanto o más que las dulces. Ricas, ricas, ricas. De esas de empezar a comer y no parar.
     Según las estaba haciendo me acordé de mi Chutney de Mango, de lo bien que le iría a estas galletas, y de que aún no tenía publicada la receta en el blog. Así que estaba claro, tocaba publicar el Chutney !

     El Chutney es una confitura agridulce típica de la India. Se elabora con frutas y verduras cocidas en una mezcla de vinagre con azúcar y especias aromáticas. Se come con carnes frías, quesos, acompañando un curry, o simplemente encima de una buena galleta salada. Como las Crackers que hicimos esta semana en el curso.
    Hoy os traigo el Chutney de mango, sin duda uno de los más conocidos. Yo lo hago con pocos ingredientes y de una manera sencilla, y os aseguro que el resultado es buenísimo. Pronto os enseñaré más recetas de deliciosos y aromáticos chutneys, y espero que os gusten tanto como a mi.

INGREDIENTES:

- 2 mangos grandes
- 1 manzana
- 1 cebolla
- 300 ml. de vinagre de manzana
- 200 grs. de azúcar moscovado
- 1 cucharadita de jengibre molido
- 1 cucharadita de cayena en polvo

PREPARACIÓN:

- Pelamos los mangos y cortamos la pulpa en trocitos.
- Pelamos la manzana, la descorazonamos y la cortamos en daditos.
- Cortamos la cebolla en juliana fina.
- Ponemos en una olla el vinagre con el azúcar y calentamos a fuego fuerte. Removemos de vez en cuando. Así hasta que rompa a hervir y el azúcar se haya disuelto.
- En ese momento añadimos a la olla el resto de los ingredientes: el mango, la manzana, la cebolla, el jengibre y la cayena.
- Cuando la mezcla vuelva a hervir, bajamos el fuego a temperatura media/suave, y dejamos cocer unos 45 minutos, removiendo de vez en cuando.
- Yo remuevo con unas varilla, para ayudar a que el mango y la manzana se deshagan, pero si os gusta con trozos, remover con una cuchara de madera. 
- Cuando se haya evaporado casi todo el líquido, y tengamos una mezcla espesa y untuosa, estará listo.
- Podéis envasarlo como si fuese una mermelada, en botes y cerrándolos al vacío.

    ¡ Y listo ! Ya veis, más fácil imposible. Espero que lo hagáis y me contéis que os ha parecido.

    Y para terminar, os dejo un collage con las fotos de las galletas saladas que aprendí a hacer esta semana en el taller on-line "La vuelta al mundo en una galleta". Sin duda, una vuelta al mundo maravillosa.
     Si queréis ver todas las galletas que hice durante las cuatro semanas de curso, no tenéis más que ir a mi cuenta de FACEBOOK o de INSTAGRAM
  
    Bicos mil.

     Gaby.